Si tu bebé ha empezado a gatear seguramente te hayas planteado buscar un parque infantil de confianza.

Los parques infantiles  son muy buena opción para la diversión de tu pequeño y, al mismo tiempo, resultan muy útiles para ti al no tener que andar detrás de él a cada instante.

Seguridad en el parque.

En el parque Milano tu bebé estará seguro, nuestros monitores estarán pendientes de los peques en todo momento ya que los peques son muy traviesos y tienden a coger todo lo que les rodea.

Nuestro parque cumple con las normativas vigentes en seguridad infantil. Sus materiales son resistentes y todos los componentes están fabricados con materiales atóxicos, blandos y acolchados.

Dentro del parque, puedes introducir los juguetes preferidos de tu bebé para que su diversión sea aún mayor.

Diversión en el parque

En Parque Milano tu pequeño podrá divertirse y pasárselo en grande: jugar con sus muñecos favoritos,  echarse alguna cabezadita, aprender a levantarse solito, dar sus primeros pasos… todo ello con la tranquilidad de que tu hijo está en un lugar seguro y adaptado, El parque también te dará cierta “libertad” para que puedas ir a la cafetería  de y vigilarlos desde las pantallas gigantes.


Tipos de parques para bebés en casa

Existen varios tipos de parques para el bebé entre los que poder elegir. Básicamente, casi todos suelen tener las mismas características pero con algunas pequeñas diferentes. Para decantarte por un modelo u otro deberás valorar qué es lo que más destacas de un parque: si su comodidad, si su diseño, si sus dimensiones en función de esto podrás elegir un modelo u otro, aunque, como hemos comentado, a grandes rasgos todos cumplen las mismas funciones.

Principalmente podemos diferenciar 3 tipos:
  • Parques cuadrados: como su propio nombre indica tiene una forma cuadrada. Son bastantes espaciosos y muy recomendados para introducir a dos niños ya que sus medidas suelen ser más grandes.
  • Parques rectangulares: su forma es rectangular. Son más indicados para casas con menos espacio.
  • Parques – cunas: se tratan de parques que pueden utilizarse como cuna de viaje para dormir el bebé cuando salgamos fuera de casa y también se pueden utilizar como parque de juegos. Incorporan dos alturas del colchón. Cuando lo vayamos a utilizar como parque debemos utilizar la altura más baja.

Todos los parques disponen de 4 paredes de red de malla para que el niño pueda observar su entorno y también para poder tener nosotros contacto visual con él. Los bordes del parque están revestidos con un material mullido por si al pequeño le da por pegarle algún que otro mordisquito.

Los parques se pueden plegar para guardarlos cuando no lo estemos utilizando. El tipo de plegado depende del modelo. Los más habituales se pliegan tirando hacia arriba de la parte central de la base del parque y pulsando unos botones situados en los bordes superiores. Otros modelos se pliegan solo bajando la parte superior quedando muy finitos para poder guardarlos debajo de la cama.